EL ARTE DE LA FELICIDAD

La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor, sino de lo que pasa dentro de nosotros; la felicidad se mide por el espiritu con el cual nos enfrentamos a los problemas de la vida.
La felicidad es un asunto de valentia; es tan facil sentirse deprimido y desesperado.

La felicidad es un estado de la mente. No somos felices en tanto no decidamos serlo.

La felicidad no consiste en hacer siempre lo que queremos; pero si en querer todo lo que hagamos.
La felicidad nace de poner nuestros corazones en nuestro trabajo y de hacerlo con alegria y entusiasmo.
La felicidad no tiene recetas; cada quien la cocina con el sazon de su propia meditacion.
La felicidad no es una posada en el camino, sino una forma de caminar por la vida.
Autor: Anónimo

FRUSTRACIÓN





Autopista hay,
manos y pies
tengo...

Alas no,
ni libertad.
Ningun derecho...


© Blanca O. Chavez, Chicago, IL February 2009.

TÚ Y YO




“Todo encuentro casual es una cita”.

Borges.


Nosotros -tú y yo-, como espejos
estamos, somos, andamos de un lado para otro
paralelos, tú de mí y yo de ti, similares
y sin embargo: distintos, singulares, ¿irregulares?



Sabemos lo que somos, en el fondo somos lo mismo
y sabemos que no sabemos nada…pero lo adivinamos!
Te percibo, intuyo, siento la vibración,
me reconozco en ti, en cada célula de tu cuerpo
estoy en cada músculo, en cada tejido
en cada palabra implícita, impresa en cada gesto.



Hablas, y me escucho, y me robo tus frases…
¿Venimos de donde mismo?¿Cuándo estuvimos juntos?
Positivo-negativo, complemento
divergencia y convergencia de un segundo…
Tal vez es nuestro encuentro
una cita acordada desde hace muchos siglos!

©Poesía y Foto de Blanca O. Chavez Loza. Chicago, IL Abril 2008.

HOMELESS


Vive
debajo de algun puente
en un edificio abandonado
o en cualquier parque...
Come
lo que encuentra
en los garbage cans
de los alleys
a veces
espera en la calle
o en un parking lot
le escogen
y trabaja por un día...
Muchas veces llora
por sus hijos
y por él,
por el sueño
que no quiere
abandonar la esperanza
aunque por ahora
se ha convertido en pesadilla...
"Aquí estamos y no nos vamos"
pero no hay maíz
tomates o frijoles
como en su pasado
aquí sólo hay cemento
odio, indiferencia,
y hambre...frio y hambre!
Dice que se llama José
yo le digo Don José
para recordarle un poco
los "viejos buenos tiempos"
y la dignidad
que ha ido perdiendo
pateando piedras
por los callejones
sin nada en los bolsillos
en el estomago,
en la mente....

© Blanca O. Chavez Loza. Chicago, IL. Junio de 2009.

CERTEZA















Este olor
que amanece en mi cuerpo…
lo aspiro despacio
y me trae recuerdos
de que estuvimos juntos
aunque estamos tan lejos.

Y sé
que ayer estuve
en ese lugarcito
al lado izquierdo
de la cama
bajo tu colcha azul
donde nunca hace frío!


© Foto y poema de Blanca O. Chávez Loza, Chicago, IL, 2004.

PRESENTE


Quiero un lugar para encontrarte a solas
cuando el sol y la lluvia sean pareja,
un lugar para amarte sin costumbres
bajo un techo de paja o en la arena,
donde olvidemos los cómos y porqués,
de qué la vida es hecha;
donde no existan ayeres ni mañanas
ni sueños, esperanzas o promesas
un espacio y un tiempo para amarnos
así sencillamente: sin fronteras...

Quiero un lugar tranquilo, que haya flores
y frutos, y plantas, y cometas,
donde todo sea puro, claro, humilde
cual las aves del campo, cual las hierbas,
y tu amor y mi amor fundirse puedan
como el viento del este a la tormenta,
donde todo sea cálido y sin trabas
encuentres en mis ojos la respuesta
y al compás del murmullo de la selva
me envuelvas en tus brazos, y me quieras...

Quiero un lugar así, sereno y lánguido
que tal como tu amor, me reverdezca,
y entonemos el "himno a la alegría"
en silencio, mi mano entre las vuestras,
y mirando el arribo de los barcos
los peces de colores, las estrellas
así como las olas presurosas
azotando con fuerza en la costera,
y que el viento salado se te impregne
y que un beso de sal me estremeciera...

Y un sol que allá, recostado en el ocaso
con un guiño malicioso nos observe...!!!


©Blanca O. Chávez-Loza Chicago, IL ( 1996)

TENGO MIEDO


Tengo miedo
abrázame
no quiero pensar
sólo quedarme aquí
acurrucada
en la tibieza de la noche
y de tu acompasada
caricia en mi rodilla…

Tengo miedo
no digas nada
¿recuerdas?
la "causalidad”…
ya veremos lo que pasa
y mientras
roza mi pelo y mi mejilla
con tus labios ardientes
paséalos
lado a lado por mi frente
y por mi cara…

Tengo miedo
abrázame
déjame sentirte
muy adentro de mi alma
quédate aquí conmigo
envuélveme la vida
con tu amor y tus palabras
y bésame…bésame despacio
sin urgencias
como si el tiempo
se hubiese detenido
en la curva de mi espalda!



©Blanca O. Chavez. Chicago, IL 2008.

EL GATO, EL PERRO Y EL GRILLO



Un perro y un gato un día
se pusieron a tramar
cuál de los dos haría
un relato singular.
El gato se fue a una esquina
a pensar y meditar
pero viendo que no escribía nada
se puso a jugar.
El perro cogió unos libros
de Becker, Góngora y otros más,
pero como no aprendía nada
frase a la frase, empezó a copiar.
Pasó por allí entonces,
un grillo muy saltarín,
que con su guitarra cantaba
melodías sin fin.
Amigo grillo -se le acercó el gato-
¿alguna de tus canciones
me podrías enseñar?
Soy torpe con las palabras
y a una gata quisiera conquistar.
Las palabras-le dijo el grillo-
son dulces como la miel
si las empleas con cariño
mil tesoros has de lamer.
Soy un gato muy borrico
y lenguaje uso poquito.
-Pues aprende estas dos lecciones
y pronto crearás canciones-.
Pero don gato se puso a jugar
y el consejo no quiso escuchar.

Más abajo estaba don perro
quien se acercó a don grillo
y le dijo:
¡Qué letra tan singular!
¿no la podría yo copiar?
Yo quisiera enamorar
los oídos de mi reina.
¿No podrías tú obsequiarme
con tu cultura y tu arte?

¡Cuánto amor hay en esta aldea!
-pensó para sí don grillo-.
Aprende estas dos lecciones
y saldrán de ti hermosas canciones.
Don perro empezó estudiar
y un poema pudo acabar.

No hay necio
ni tonto ni listo,
sino tesón e inicio.
Pues no hay más inspiración
que la que nace de tu alma.
El resto, amigo,
es constancia,
y mucha dedicación.

© Dolores Rodríguez Huertos, marzo 2009

AMOR INFINITO

Esconde tu tristeza en mi regazo
y mientras te acaricio el pelo,
hunde tu desesperación entre mis brazos.
Llora, desahógate en silencio
y vierte sobre mi alma tus desvelos,
que yo te estoy escuchando
con infinito respeto.
Cuéntamelo todo, amor
y restaña tus heridas en mi cuerpo.
No te juzgaré jamás
así hayas hecho lo peor del universo.
Lléname por dentro del dolor
que atenaza tus momentos,
déjamelo todo a mí, déjame
sufrir por tu infortunio y tus anhelos,
déjame ser cielo de tus ruegos.
Y después, cuando hayas renacido,
cuando veas la claridad de tu sendero,
márchate sin miedo, déjame tan sólo
la humedad de tu recuerdo.
No mires hacia atrás, levanta el vuelo
con tus alas infinitas...
y déjame tus besos en la piel
para amarte, siempre libre de pretextos!

© Blanca O. Chavez

CON EL TIEMPO



Con el tiempo aprendes la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma.
Y aprendes que los besos no son contratos, ni las palabras promesas.
Y aprendes que el amor no significa apoyarse en alguien, y que la compañía no significa seguridad.
Y aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.
Y empiezas a aceptar tus derrotas con la frente en alto, con los ojos bien abiertos, no con el rostro compungido de un niño.
Con el tiempo, aprendes que incluso los agradables rayos del sol queman, si te expones a ellos demasiado. Por tanto, siembra tu propio jardín y adorna tu propia alma, en vez de esperar que alguien te lleve flores. Y así aprenderás que puedes sobrellevarlo todo. Que en verdad eres fuerte. Y que en realidad vales mucho.

ANONIMO.??

Cuando leí este texto me pareció hermoso. Me pareció interesante buscar en Internet quién podía ser su autor, aunque nunca imaginé poder encontrarme con tantas versiones distintas y tantas discrepancias sobre su autor. De manera que he escogido el texto tal y como yo lo he conocido.

MI PEQUEÑA ADRIANA


Mi pequeña Adriana...
Cómo me entristece escucharte llorar
escondida en un rincón oscuro de la casa.
No sufras, pequeña...
Y tiendo mis brazos deseando aliviar
tu infantil pena inmensa.
Mi pequeña Adriana,
tú sí que me alegras,
tú eres mi fuerza, mi guardián en vela.
Tu risa me llena, bálsamo y baluarte
del dolor ardiente que me quema,
acicate de mi lucha por tu lucha,
empuje del motor de mi existencia.
Tú eres un ángel que Dios envió a la tierra
con la misión que cumples
desde que a ella vinieras.
Mi pequeña Adriana,
ve la luz de la vida en las tinieblas,
no temas al futuro, yo quiero que seas fuerte
y que nada te detenga.
Hay que llenar el morral de cosas buenas,
porque al final, la bondad es lo que cuenta.
No temas encararte a la tristeza,
serás fortalecida con las penas.
Mi pequeña Adriana,
no te escondas detrás de los sillones,
¡hay que enfrentar de la vida los problemas!

Poesía de © Blanca o. Chavez
Dibujo de © Kayla (una pequeña gran artista)

RECÁRGATE, AMIGA ( A María del Carmen Márquez Alba )

Recárgate en mí, compañera dulce
de metas y versos, sedienta de paz;
de amigables charlas y tardes sin plan,
recárgate en mí...

Recárgate en mí, surte cantimploras
en el lago enorme que es nuestra amistad,
recuerda que yo cuando estaba sola
siempre iba a tu amparo,
siempre iba a tu andar...

Descarga a mi alma tu triste pesar,
no temas, sabrás
que siempre mi espíritu conforta tu afán,
no temas, ven ya...

Recárgate en mí, compañera sola
que antepuso todo -relojes y hogar-
al llamado urgente de mis cuitas simples
y de afecto cierto lleno mi orfandad...

Recárgate en mí, amiga de luchas
contra la injusticia, puño y letra ágil
bordando los sueños...
Recárgate más...

Poesía y dibujo de © Blanca O. Chávez

VIVE

Deshazte de la meta, si no vale
y enfrascate de nuevo en la reyerta,
porque la vida, mi amigo, si no sabes,
está llena de cambios y de vueltas.

Detén un día tu caminar sediento
apoltronate cómodo y observa:
El pasado no vuelve, sólo acaso
enriquecer podrá tu voz y tu experiencia.

Toma aliento en la fragancia de las flores
y en el polen de los libros que conservas,
y lánzate de nuevo a la aventura
porque así sólo vivir se manifiesta.

Sé feliz con el canto de aquella ave
que la jaula no quiere y la desprecia,
abandona tus cadenas en la nave
de las costumbres y la indiferencia.

Vuela alto, vuela libre de nostalgia
vive sólo en la hora que atraviesas,
sé tu yo, sé tú mismo en la impaciencia
de bregar en el camino de tu ciencia!

© Blanca O. Chavez 1986


AHORA


Si hay dificultades
te regresas
insistes, persigues
tratas de encontrar
interés, preocupación,
o al menos
curiosidad.
Pero
la curiosidad mató al gato...
y entonces,
no existe
no hay rutas.

Ahora
es todo como un claro brillante
cegador
yendo hacia allá
a lo desconocido
a la "causalidad"...
Nos veremos
tal vez
atados
pero en diferente
perspectiva
las dimensiones fluyen
no te siento
escucho algo
como un sonido
arañando la tierra
mas yo sigo, camino
no presto atención:
Estoy un poco distraída
pero me he dado cuenta
que las hojas de los árboles
han vuelto...

©B. Chavez, Chicago IL Marzo 2008.