AMOR INFINITO

Esconde tu tristeza en mi regazo
y mientras te acaricio el pelo,
hunde tu desesperación entre mis brazos.
Llora, desahógate en silencio
y vierte sobre mi alma tus desvelos,
que yo te estoy escuchando
con infinito respeto.
Cuéntamelo todo, amor
y restaña tus heridas en mi cuerpo.
No te juzgaré jamás
así hayas hecho lo peor del universo.
Lléname por dentro del dolor
que atenaza tus momentos,
déjamelo todo a mí, déjame
sufrir por tu infortunio y tus anhelos,
déjame ser cielo de tus ruegos.
Y después, cuando hayas renacido,
cuando veas la claridad de tu sendero,
márchate sin miedo, déjame tan sólo
la humedad de tu recuerdo.
No mires hacia atrás, levanta el vuelo
con tus alas infinitas...
y déjame tus besos en la piel
para amarte, siempre libre de pretextos!

© Blanca O. Chavez

No hay comentarios :