EL OLOR DE LOS VERSOS


Poemas que destilan
olor a sol de invierno.
Versos que desparraman su perfume
de forma caprichosa.
Estrofas que de pronto
huelen a cementerio.
Tus dedos toman, temblorosos,
el papel y la pluma
y no sabes si vas a estornudar
-si eres, como es el caso,
alérgico al perfume-
o no, según tengan el día
los fonemas que buscas con ahínco.
¡Achissss…! Jesús. Son tan raros los versos
que a veces uno piensa
en dejarlos morir en el tintero
y tumbarse en el techo envuelto en sus retruécanos.

Pero nunca lo haces.
Qué duro es este oficio de escribir.

Poema extraído del libro TIEMPO A DESTIEMPO de José Luis Zuñiga

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comparar en iberlibro
◘ Comprar enEditorial Poesía eres tú

No hay comentarios :