TÓMAME EN GUERRA

No te me duermas tan pronto,
que a veces, sólo a veces,
me gusta que luches un poco más.

Adoro resistirme mientras me cosquilleas,
perder la poca energía entre carcajadas,
darte mi espalda desnuda,
como un muro.

Tus yemas lo atraviesan como balas,
clavándoseme profundas,
se borra el cansancio,
se olvidan las horas pasadas.

Ya sabes que al final voy a rendirme,
que esta lucha siempre la tienes ganada,
que mi piel te espera siempre,
impaciente.

Y aunque te lo diga,
no me dejes en paz.

Tómame en guerra.

Poesía recogida en el blog CAÓTICA Y EL CAOS

No hay comentarios :