VIVIR DEPRISA, MÁS DEPRISA

Un abrazo eterno…
desde el cielo
hasta lo más profundo del mar
Una caricia infinita…
desde tu cabello, tus dedos, tu piel
hasta lo más hondo de tu alma
Sólo quiero morirme
y esperar en un rincón del cielo, solo
ese abrazo que tanto echo de menos
aquellas caricias que me volvían loco
esas palabras que nutrían mi anhelo
Sólo quiero morirme
avanzar rápido, arriesgarme, vivir deprisa
envejecer sin pausa, dormir poco
llenar espacios y tiempo
sólo quiero llegar al fin, ser valiente
para tenerte otra vez cerca
para abrazarte por última vez
o por primera
y para siempre
en un abrazo eterno
en una caricia infinita.

Poesía recogida en el blog DIARIO DE UNA RESURRECCIÓN

No hay comentarios :