NIÑEZ

Dónde se marchó aquel niño de rodillas descarnadas,
con los bolsillos llenos de preguntas,
de candidez, de ganas, de mente abierta y sincera.
Despojado de los prejuicios que contaminan la sencillez
de la tolerancia, del respeto…

Que perdonaba la mayor de las afrentas
con el gesto más pequeño.
No conocía el rencor, no sabía lo que era el odio,
vivía la vida jugando a vivirla,
lloraba antes de reír, reía antes de llorar…

Dónde se marchó aquel niño de rodillas descarnadas,
que nunca quería dormir para continuar soñando,
que sólo se detenía cuando el agotamiento se lo llevaba,
que no entendía el por qué de las diferencias
que designan diferentes, marginales…

Que construía mil mundos en lo sutil de un matiz,
solamente poseía la energía de la ilusión,
el poder de la verdad, la fuerza de la inocencia,
la sabiduría de la ignorancia…


Sigo escudriñando entre mis recuerdos
para que no me lo arrebate el olvido.
Respiro con el anhelo de rescatar un pedazo
de la esencia de aquel niño de rodillas descarnadas…

Poema extraído del libro DIÁLOGOS CON MI CONCIENCIA (Dios no me quiere
y el Diablo me tiene miedo)
de José Ramón Marcos Sánchez

◘ Comprar en bubok

1 comentario :

SE dijo...

Pues la verdad es que me gustó bastante. Tal vez sea a lo que nos tienen acostumbrados, pero me sorprende que autores con ese oficio estén autopublicandose en bubok, y que luego vaya uno a las librerias y se encuentre lo que se encuentra.

Me apunto el autor.