NOVIEMBRE EN LAS FACHADAS

Lo que me ha detenido
es la esgrima entablada
entre el sol y la sombra,
los bordes exultantes
donde el presente se hace agudo.

Color negro luchando contra un dorado heroico
que se desmayará.

Desaliento de norte, intensidad de oeste:
alas paralizantes de noviembre.

Yo que me dirigía, yo que andaba,

yo que hubiese llegado a qué lugar
sino a la cápsula conclusa y terca
de mi nombre,
he sido detenido
por salientes y planos y humedades y fuegos.

Suena un gran latigazo silencioso.

Noviembre manda
sobre las cosas cúbicas, sobre las dimensiones;
desprecia nuestros juicios
y nuestros laberintos.

A su estrategia impune no le importa,
para vencernos,
lastimar la luz.

    Poema extraído del libro PIEDRAS AL AGUA de Antonio Cabrera

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac

No hay comentarios :