NUEVO AÑO

Cada día que pasa,
cada día que sale el sol,
si das un paso adelante
la vida te sonríe,
vivirás con ilusión.

Si sueñas con el mañana
dejando atrás el pasado,
veras brillar una estrella,
que te guiará para ver,
tu sueño realizado.

Ese sueño son deseos,
al comenzar nuevo año.
Espera con ilusión
que se cumplan según pasen
las hojas del calendario.

    Poema recogido en el libro SOÑANDO DESPIERTA, escrito por Elisa Sacristán Utrilla

◘ Comprar en casa del libro

TRES

Yo no tengo números de la suerte,
pero si los tuviera,
elegiría el tres.

Somos tres hermanos.
Mi hijo tiene, hoy por hoy, tres meses.
Este es mi tercer
año de trabajo en el hospital.
No vivo en el número tres de ninguna calle,
pero entre L. y yo hemos plantado
adivinen qué número de flores
en nuestro debut como jardineros.
Algo agradable me persigue
a través de esta cifra.

El tres,
en numerología, significa equilibrio.
En el tarot,
imaginación, creatividad.
Según el yogi,
los entusiastas del número tres
persiguen la alegría y la verdad.
El tres, transfigurado en persona,
se confiesa un amante de la Naturaleza
y defiende a los niños.

Pero también a veces peca de emocional
y se olvidan de ser objetivo.
En la cultura medieval cristiana
se le considera perfecto,
pero a mí la perfección no me parece
una baza importante.
Yo no tengo números de la suerte,
aunque me considero
un tipo afortunado.
Escribí más de tres libros.
Participé en la cura de más de tres enfermos.
He vivido más de tres años.
He llorado más de tres veces.

El tres me gusta porque es un muñeco de nieve
partido por la mitad.
Hemos sido
tres hermanos, quiero tener tres hijos.

    Poema de Iván Carabaño Aguado que se recoge en el libro OCÉANO JAZZ
◘ Comprar en casa del libro

LA MITAD

Hube una vez ...
una mitad de mí misma
y la sembré debajo de un olivo
al lado de una piedra blanca.
La regué con alas de mariposas
hermanas lodas de unicornios castrados.

Hube una vez ...
la otra mitad que se volvió oruga
y, con el paso del tiempo,
se durmió enrollada dentro de un capullo
en el pino más alto del horizonte.
Una mano de fósforo quemó el pino.

Hube una vez ...
lágrimas insuficientes para apagar el fuego.
Mi segunda mitad se volvió humo,
(siempre se me escapan los sueños de las manos).
La primera creció regada por la luna
y se convirtió en el espejo donde, a medias,
me miro cada día.

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

OKUPA

Okupa de mis huesos
te siento cerca,
sediento,
sangriento,
sonriendo,
cuchicheando a mi espalda,
siendo la escarda de mi sangre,
arrancándome la médula con sanguijuelas
inciertas pero inscritas en el mapa del tiempo,
excoriándome por tu lepra
con tu propia letra,


okupa de escala nemotécnica,
te siento adentro,
apoderándote de mi sueño
con tino y sin tacto,
husmeando mi delirio,
vociferando tu vomitiva
sátira sobre el estado
desolado de mi congoja.

Y te miro,
con las llagas abiertas
y acierto miserable,
permitiéndote

(a ti, okupa mío)
con pasmoso hipnotismo,

que me agredas
haciendo reales
mis más terribles
premoniciones.

    Poema de Eva Márquez que se recoge en el libro CUANDO LA LLUVIA NO TE ALCANZA
◘ Comprar en casa del libro

MADRE MÍA, CUANDO MUERA

Madre mía, cuando muera, sepúltame en el hogar y al hacer el pan, espera y por mí ponte a llorar. Y si uno en saber se empeña la causa de tu penar, dile que verde es la leña y que el humo hace llorar. Anónimo

ALLÁ LEJOS

No sé por qué me siento extraña.
En esta soledad busco consuelo.
No encuentro ni las palabras
con las que decir lo que siento.
Me miro en los espejos de la vida,
encuentro tanto vacío y soledad en todos ellos,
Tanta lucha que enfrentar, tantos momentos,
y me imagino un mundo de cristal
donde existe un final y hay un puerto.
Busco la respuesta a encontrar.
A veces es algo más sentido que el silencio.
Me siento extraña en mi vida,
formada por nubes y por sueños.
Aunque el sol brilla tras la tormenta
todavía está allá a lo lejos.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CORREO ELECTRÓNICO

Estimada Señora:
Como soy un cobarde,
adjunto le remito mi corazón,
que recibirá comprimido por correo electrónico
aparte.

Desde que la conocí he repartido mi vida
en dos carpetas:
antes de usted y sin usted.

El tiempo que hemos pasado.
No es una parte, es el todo, el directorio raíz.
Se ha archivado aquí y allá
infectando toda mi memoria,
como un virus.

No borraré ni un solo fichero
que tenga que ver con usted.

Olvidaré el olor a pólvora de la tristeza
e incluso la alegría eléctrica
de los pocos momentos de mi vida
en que he sido inconscientemente feliz.

Pero nunca, que he podido amarla siempre,
en cualquier momento, en cualquier lugar,
con sólo cerrar los ojos y descansar.
Virtualmente suyo.


     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

SEIS

LO que nace del ojo abierto
tiembla el metal.
Detrás del ojo, ¿miedo, valor,
lluvias que no entran en casa?
Las consideraciones del ambiente,
una selva de espaldas contra
la obstinación.
Oh, gorgoritos de la paciencia obtusa.
Preparar una piedra, una piedad
de la sensualidad a la razón
corre caminos largos. Tajan
lo oscuro tan pronto claro,
oscuro de repente y mares
de pensamientos, tántalos
que se encrespan devueltos
a su repetición.

    Poema extraído del libro EL EMPERRADO CORAZÓN AMORA de Juan Gelman

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon

A TI

A ti, vida mía,
al sueño de tenernos,
al que imagino de noche
con una tierna sonrisa.
A ti, que llenas espacios,
que me haces plena
y complementas mi vida.
A ti, que le diste
un sentido distinto a los días
que fuiste y eres
mi historia, mi final, mi poesía.
A ti, porque te quiero.
A ti, porque te espero.
Y a ti, mi amor, mi alegría.
Es tiempo de esperanza,
tiempo de querernos más todavía,
de amarnos como siempre,
de no ponerle tiempo ni distancia,
de sabernos y entendernos,
de quitarle el freno a la vida.
A ti, mi amor, mi vida,
mi sueño más preciado,
mi anhelada caricia.
Mi corazón enredado
de piñón fijo que te grita
que todo está ahí, donde lo guardamos,
y espera con paciencia ese día.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

EL SAÚCO

No pude hundir
mis pies en el barro
ser vegetal
de frente a mi propia lluvia.

Ni recostar la cabeza
en el regazo de una mujer
mis discrepancias.

No son fáciles
los menguados vasos de potro
tallados por hierros
para herrar todavía.

No voy a mirar atrás
ni decir palabra
canto la muerte sin vacilaciones.

    Poema recogido en el libro ALQUILADO POR VIAJE, escrito por Carlos Martín

APARENTEMENTE SON FLORES

Te he traído un ramo de flores.
Aparentemente son Flores.
Pero no son sólo flores.
Son también todos los miedos
que he podido reunir
(muchos todavía se me escapa
o yo me escapo de ellos).

Los he traído para que los pongas en agua
y dejas que se vayan secando,
poco a poco, delante de ti.

Aparentemente son Flores,
pero son buena parte de mí.
Han estado tanto tiempo conmigo
que son más yo ellos sin mi,
que yo sin ellos.

Aparenta que te he traído un ramo de flores,
y déjalas que mueran despacio,
sin tristeza,
como mueren las flores,
como si fueran flores,
como ver la puesta del sol
cogidos de la mano,
una tarde cualquiera
de nuestro amor.


     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

VIVIR SIN VIVIR

¿Qué sentido tiene la vida
si me falta la ilusión?
No existe el hoy ni el mañana;
solo el ayer,

El recuerdo es el sustento
de mi triste soledad,
que es un vivir sin vivir
desde que tú no estas.

    Poema recogido en el libro SOÑANDO DESPIERTA, escrito por Elisa Sacristán Utrilla

◘ Comprar en casa del libro

VESTÍBULOS

EN el vestíbulo del corazón
se alza una casa vieja
que el padre cerraba a llave cada noche.
El patio con helechos
amados por la madre, el carbón
de polentas repetidas, su luz
contra la oscuridad de ollas,
el cielo desplomado.
¿Quién romperá esa red?
¿Adónde se dirige?
¿Quién la tejió, qué hilitos
pusieron que atan todavía?
Su abismo más profundo es el más alto.
No romper sus mensajes con
cuchillos peores que la muerte.

    Poema extraído del libro EL EMPERRADO CORAZÓN AMORA de Juan Gelman

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon

ALLÍ TE ESPERO

Donde habita el alma de un abrazo,
donde nace como río un sueño,
allí donde los puentes son de azúcar,
donde se dibuja el corazón de un beso;
allá donde las horas nunca pasan,
donde no existe el tiempo,
allí donde todo es posible,
donde eche mi ancla te espero.
Donde las batallas se ganaron,
donde se calmó el fuerte viento,
donde la libertad es una palabra
sin sentido, sin motivo, allí te espero.
Donde dibujaste una sonrisa,
donde encontraste escrito un “te quiero”,
donde las luces no hacen falta
porque nos iluminan los sentimientos.
Allí donde el mar y el cielo se unen
en abrazo suave y tierno beso,
allí donde todo es posible, allí te espero.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

EL TALA

Alguna vez pedí razones
otras a una nube
negué la inteligencia.

Una perdiz
desplegó su vuelo
al husmeo de mi perro
y no fui sensible
no había hambre
ni deseo.

Entre cardos
unas plumas
dejan migas de un festín
persisten
al hálito
como ahora
canto
más allá de la sangre.

El perro movía su cola
con el cuerpo
del ave en la boca
y mi mano
acariciaba el morro.

Sobre el campo
olor a romero
un tala daba sombra
como si la recompensa
fuera digna.

    Poema recogido en el libro ALQUILADO POR VIAJE, escrito por Carlos Martín

LA DIFERENCIA


Todo armoniza por la diferencia:
el desierto de hielo, el árbol en la roca,
la suave furia del mar y las estrellas.
Hacemos transparentes como el aire,
nos volvemos opacos como el mármol.
Uno puede soportar tanto dolor
como placer es capaz de recibir.
Piedra, hierba, fuego, agua,
luz, tiniebla, tempestad de arena:
todo armoniza por la diferencia.
La ciudad, mientras duermes,
draga el silencio que todo lo hace nuevo.
Nadie tiene otra patria que su soledad,
nadie llega a nadie si no es para marcharse.
Tiene el amor en sus brazos
el atroz método del amor del amordazamiento.
Cuando nos llena del otro nos vacía.
Nube, raíz, el canto de los pájaros:
todo armoniza por la diferencia.

     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

QUEMADURAS

Las quemaduras del alma
arden más que las del pueblo,
y no se curan con nada
distinto del sentimiento.

Si la llaga es muy intensa,
intenso es el sentimiento
que necesita constante
para darle saneamiento.

No es alimento completo
lo que no se da sincero,
y se merma impunemente
alimentando complejos.

El amor es comprensión,
el amor es sufrimiento
el amor es dicha intensa
si se purifica en fuego.

Y no se deja enfriar,
ni mermar su intensidad
con absurdas represiones
que le quitan la verdad.

Ámame amor querido,
ámame con fe sincera,
no permitas más las dudas
y libera ya tu ser.

Y deja que entre en tu alma
con entera comprensión,
el sentimiento que anhelo
que se funda ya en los dos.

    Poema extraído del libro CORAZÓN POÉTICO de Mercedes Arrazola
◘ Comprar en amazon
◘ Comprar en amazon España

A LA LUNA


Fulgida luna resplandeciente
que en noches claras que dejar de ver,
cual luminosa masa celeste
son tus destellos, vivos reflejos
de un mundo ausente por conocer.

Porque te ocultas tras una nube
que indiscreta no sabe ver,
que eres tan bella y misteriosa
que a los poetas dejas qué hacer.

Si el sol te viera en forma humana,
como nosotros podemos ver,
es muy seguro que quitaría
todo su orgullo de ser el rey,
y te daría sin vacilar
lo que él posee para brillar.

    Poema extraído del libro CORAZÓN POÉTICO de Mercedes Arrazola
◘ Comprar en amazon
◘ Comprar en amazon España

A TRAVÉS DE LA LLUVIA


A través de la lluvia florecían
rostros que nunca vi, manos que acariciaban
con dedos como pétalos de rosa. A través
de la llovizna gris, los ojos penetrantes
de las blancas medusas transparentes;
a través de los pozos con cinturas negras.
Unos labios dorados sonreían
en los campos cubiertos por la nieve,
donde brilló un verano que ya no volverá.
Paja del centeno, las estatuas partidas.
Tengo arrugas bordadas por el aire,
un corazón que ya no sabe amar
sin lanzar sus escombros
por la pantalla rosa de los televisores.

Alzamos las estatuas desde el agua
con anzuelo de seda para que abra la boca
desde el fondo del tiempo y nos enseña
a hablar, hojas perdidas, pechos jadeantes,
gobios aleteando entre los dientes.
Una mujer desnuda entre mis brazos
me dice que aún florece una estación,
a la sombra del vuelo de los pájaros,
a través de la lluvia que emborrona los cielos.
Y la luna cansada la luna de mis años,
me visita y le digo: «Hermosa luna mía,
no dejes de alumbrar mis soledades».

     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

DURACIONES

EL comienzo, la duración, el cese
de un fenómeno cosen
modos de hablar en la trastienda
de lenguas que mendigan
un poco de verdad. El dolor y el amor
tienen y no tienen deudas
con ellos mismos, trabajan
con máquinas que no hacen ruido,
al fondo de la cabeza vacían
astros que no se van.
Es la naturaleza del conócete,
vos, que existís y no existís
en tanta sangre que te sacan.
El instrumento preferido de la ciudad,
la mutación en luz de sus amantes,
es un toro sin teorías del mundo.
Sus piedras amanecen
sin arrepentimientos ni
talleres que fabrican gracia.
Su despertar es hoy.

    Poema extraído del libro EL EMPERRADO CORAZÓN AMORA de Juan Gelman

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon

RECUERDOS ENTOMOLÓGICOS

En marzo aparecieron las hormigas.
No unas cuantas —voraces y puntuales,
parte del mundo como siempre— sino
millones y millones en columnas vibrantes
por todas las bodegas de este país.
Arrastraron
al fondo de los ciegos pasadizos
hasta un grano de sal o cualquier cosa mínima
que antes hubieran rechazado.
No es pensamiento mágico: se trata
de un sentido que aún no descubrimos.
Como otros animales se anticipan
a terremotos y desbordamientos,
en vísperas de crisis y escaseces
se multiplican las hormigas, cargan
con cuanto pueda preservar su especie.
Desprécialas si quieres, o extermínalas:
No las acabarás.
Han demostrado ser sin duda alguna
mucho más previsoras que nosotros.

    Poema extraído del libro TARDE O TEMPRANO (Poemas 1958-2009) de José Emilio Pacheco

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon

AMOR MÍO

Buenos días, amor.
Aquí sentada observo el día,
emocionada, calmada,
esperanzada de ti, de vida,
¿sabes?
El viento sopla sin fuerza
y aquí sentada,
con la esperanza abierta,
con las mismas ganas de amar,
con las mismas ilusiones puestas
me levanté para mirarme en ti,
para sentirme en ti,
para que te llegase mi amor.
Y así, pausadamente, me sintieras.
¿Sabes…? Pienso en las noches
en las que los besos colmaron
las fantasías resueltas
de cómo me acariciabas,
y yo estaba despierta.
Cómo de grande sentía
tu ansiada presencia.
Cómo te amé a cada instante,
cómo de dulces los abrazos eran
y en esta distancia
me consuelan y llenan.
Cómo me gusta
ser contigo traviesa.
Las risas cómplices,
las caricias tiernas,
la intimidad profunda
de un amor sin límite
y sin fronteras.
Hoy, mi vida, siento tu presencia
y me vestiré de viento
para decirte en la oreja
que espero, que te quiero,
que siempre a tu vera,
que eres la luz que me ilumina,
lo que mi alma atesora y anhela.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

ESTIGIA EN EL CAFÉ


Apuran su último trago
y, al abandonar la mesa,
sus sombras ahondan
la oscuridad del café.
Rueda una moneda
por la mesa vacía.
Nadie les ve partir
Nadie oye el chapaleo
de remos que se alejan.
Es la calle y es la ciudad,
son los campos y el mar
los que se apartan
de las sombras, socorridos
por el brillo del sol,
cuando el camarero
el óbolo recoge.

    Poema extraído del libro POEMAS DEL CAFE ESTIGIA de Ramón Mayrata
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

EL AROMO

No llegó a ser
el día no llegó
no permitieron
abrirse a la luz
de nuevo a un horizonte
a las nubes caladas por el viento.

No hizo falta
cerrarle los ojos
la austeridad de su mirada
denotaba
la paciencia infinita del aromo
y esa flor amarilla
en la llanura
a contrapelo del sol
¡qué desperdicio!
esos ojos dispersos
sin mirada
y qué paz benevolente
su sonrisa.

    Poema recogido en el libro ALQUILADO POR VIAJE, escrito por Carlos Martín

NOSTALGIA

Te has muerto en mí.
Y, hoy,
en las primeras horas
pesadas de noviembre,
rompen olas de angustia,
que preguntan:
¿soy esta que ahora soy,
o, fui aquella,
la que abandonada y envuelta
en tu cuerpo:
se dejaba mecer
sin apuros ni sombras?


    Poema extraído del libro INSTANTES de Guillermina Fasciolo
◘ Comprar en Libros en Red

PALABRAS A MI MADRE


No las grandes verdades yo te pregunto, que
No las contestarías; solamente investigo
Si , cuando me gestaste, la luna fue testigo.
Por los oscuros patios en flor, paseándose.

Y si. cuando en tu seno de fervores latinos,
Yo escuchando dormía, un ronco mar sonoro
Te adormeció las noches, y miraste: en el oro
Del crepúsculo hundirse los pájaros marinos.

Porque mi alma es toda fantástica, viajera,
y la envuelve una nube de locura ligera
Cuando la luna nueva sube al ciclo azulino.

Y gusta, si el mar abre sus fuertes pebeteros.
Arrullada en un claro cantar de marineros
Mirar las grandes aves que pasan sin destino.

    Poema de Alfonsina Storni que recoge María Elena Walsh en el libro A LA MADRE

◘ Comprar en amazon

PENUMBRA

En la penumbra de mi aposento
la noche clara me deja ver
tras los cristales de mi ventana
la luna llena que en su poder,
despierta en mi alma locos anhelos
de una gran lucha por poseer.

Quiero que brille en mi existencia,
igual que brilla es un color,
la luz divina que ilumina
la clara noche que me inspiró.

Vivo en tinieblas desesperantes,
sola y ausenté en su insistencia,
y no consigo dar con la clave
del cruel misterio que me rodea.

Mi fe vacila por no poder
tener coraje para arrancar
la yerba mala que en mí sembraron;
falsas creencias de mi niñez.

Pienso y miro tras mi ventana
la luna llena que se ocultó,
y vuelvo y quedo con mis tristezas
y mis anhelos por conseguir,
que mi esperanza no se defraude
y me alimente para vivir.


    Poema extraído del libro CORAZÓN POÉTICO de Mercedes Arrazola
◘ Comprar en amazon
◘ Comprar en amazon España

ZOZOBRA

Los trazos de la vida me dan miedo.
Me da miedo la sombra de la sangre,
la cruz de los destrozos, mi cerebro,
el cielo, el mar, la estrella, el infinito.
Me dan miedo las dosis de alquitrán
te estrangulan el aire que respiro;
las voces que oigo al fondo de mis ojos.
Me da miedo el tremendo sobresalto
que me despierta cada madrugada.
Me da miedo la altura, el precipicio,
la atrocidad del grito y del silencio.
Me da miedo el temblor de mi memoria,
lo que me atrae, lo que me repele,
el dolor, la alegría. Me da miedo
estará acompañado y está solo.
Me da miedo que el tiempo me trague.
El miedo tiene miedo de mi miedo
porque yo soy el miedo y me hago miedo.
Me doy miedo de verme tan afuera
sin saber bien qué llevo yo aquí dentro.


     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

ROSA DE ABRIL

Rosa que naciste una mañana,
que te acarició una gota de rocío
resbalando por un pétalo rosado.
Fuiste orgullo del jardín
por ser la primera rosa de abril.

Llenas el salón de grato aroma
luciendo en un florero tu belleza.
Fue una mano delicada
que cortó tu tallo lleno de vida
sin pensar en el daño que te hacía.

Tal vez un día fuiste comprada
por un adolescente enamorado,
para una chiquilla que le espera.
“Esta rosa es para ti” le dice tímido,
“Que solo tú en belleza la superas”.

Quizá más delicado es su destino,
que con pena y en un triste recuerdo
es depositada en una losa,
y , con una oración,
la bella rosa,
va a morir al cementerio.

    Poema recogido en el libro SOÑANDO DESPIERTA, escrito por Elisa Sacristán Utrilla

◘ Comprar en casa del libro

ECUACIÓN DE PRIMER GRADO CON UNA INCÓGNITA

En el último río de la ciudad, por error
o incongruencia fantasmagórica, vi
de repente un pez casi muerto. Boqueaba
envenenado por el agua inmunda, letal
como el aire nuestro. Qué frenesí
el de sus labios redondos,
el cero móvil de su boca.
Tal vez la nada
o la palabra inexpresable,
la última voz
de la naturaleza en el valle.
Para él no había salvación
sino escoger entre dos formas de asfi xia.
Y no me deja en paz la doble agonía,
el suplicio del agua y su habitante.
Su mirada doliente en mí,
su voluntad de ser escuchado,
su irrevocable sentencia.
Nunca sabré lo que intentaba decirme
el pez sin voz que sólo hablaba el idioma
omnipotente de nuestra madre la muerte.

    Poema extraído del libro TARDE O TEMPRANO (Poemas 1958-2009) de José Emilio Pacheco

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon

¿SABES CÓMO ME GUSTAS?

Me gusta, hombre:
reposando a mi lado,
con una caricia siempre entre los dedos,
con un beso tibio entre los labios.
Me gusta así,
a la hora de la siesta,
en las tardes de verano.
Me gusta así,
en las frías madrugadas;
despertándome en las noches de invierno,
entre las telarañas, de un sueño nevado.
¿Por qué negarlo?
Me gusta siempre dispuesto,
en el ensueño de gustar,
de mis frutos sus sabores.
Como verás, hombre:
-Me gustas muy soñado-.


    Poema extraído del libro INSTANTES de Guillermina Fasciolo

◘ Comprar en Libros en la Red

LOS QUE NO DANZAN

Una niña que es inválida
dijo: -" ¿cómo danzo yo?"
Le dijimos que pusiera
a danzar su corazón...

Luego dijo la quebrada:
-"¿cómo cantaría yo?'
Le dijimos que pusiera
a cantar su corazón...

Dijo el pobre cardo muerto.
-"¿cómo danzaría yo?"
Le dijimos:-" Pon al viento
a volar tu corazón...".

Dijo Dios desde la altura:
-"¿cómo bajo del azul?"
Le dijimos que bajara
a danzarnos en la luz.

Todo el valle está danzando
en un coro bajo el sol.
A quien falte se le vuelve
de ceniza el corazón...

    Poesía recogida en el libro titulado TERNURA de Gabriela Mistral

ENTREGA

Envuélveme con la sábana de tus besos,
abrígame con caricias y deseos.
Que mi cuerpo se alce y en mi pecho
no entre más aire que tu aliento.
Porque solo así viviré esta locura
de amarte, poseerte, así, en silencio.
Porque solo así puedo ser tuya
aunque tú seas el dueño de mis sueños.
Abrázame despacio,
rodea con tus brazos mi cuerpo.
Que se funda a ti, viva en ti,
que sepa el mundo que te pertenezco.
Envuélveme en tus labios
haz de un temblor mi cuerpo,
vístelo de pasiones desnudas,
solo tú puedes hacerlo.
Y ámame, ámame…
Como volcán, como agua, como fuego.
Démonos esa libertad,
que gritan en silencio nuestros cuerpos.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

CORAZONES de MIGUEL BOSÉ Y ANA TORROJA



    CORAZONES del album GIRADOS de Miguel Bosé y Ana Torroja
Descárgate éste u otro tema en amazon

Hay corazones plagados de estrellas
enamorando a las noches más bellas
no me imagino escribiendo estas cosas sin ti

Hay corazones que intentan poesía
El mío ni harto de amor te diría
que no concibe belleza de luna sin ti, ves
Hay corazones que van despacio
locos y ciegos buscando su espacio
hay corazones y corazones
y cada cual latirá sus pasiones

Ey, ey, ey, ey
Ey, ey, ey, ey

Hay corazones con alas de espinas
te dan deseos, caricias
no me imagino el placer de una herida sin ti, ves
me llueven mares de corazones
cambiando el rumbo de mis emociones
un horizonte y un para siempre
mi corazón que con el tuyo se pierde

Quiero, más que nada sé que quiero,
más allá te quiero y siento,
siento que me hace boom boom,
mi corazón boom boom
quiero tanto quiero y quise tanto,
y tanto fue que yo no sé cuánto,
siento que me hace boom boom,
mi corazón boom boom,
boom, boom.

Ey, ey, ey, ey
Ey, ey, ey, ey

Hay corazones que tiran a darte
y sólo el tuyo que es punto y aparte
no me imagino una vida,
una historia sin ti, ves
me llueven mares de corazones
cambiando el rumbo de mis emociones,
un horizonte y un para siempre,
mi corazón que con el tuyo se pierde

Ey, ey, ey, ey
Ey, ey, ey, ey

Quiero, más que nada sé que quiero
más allá te quiero y siento,
siento que me hace boom boom,
mi corazón boom, boom,
quiero tanto quiero y quise tanto,
y tanto fue que yo no sé cuánto,
siento que me hace boom boom,
mi corazón boom boom,
boom boom.

Hay corazones que van despacio
locos y ciegos buscando su espacio,
hay corazones y corazones
y cada cual latirá sus pasiones

Me llueven mares de corazones
cambiando el rumbo de mis emociones
un horizonte y un para siempre,
mi corazón que con el tuyo se pierde

Hay corazones que van despacio,
locos y ciegos buscando su espacio
hay corazones y corazones
y cada cual latirá sus pasiones

Me llueven mares de corazones
cambiando el rumbo de mis emociones
un horizonte y un para siempre,
mi corazón que con el tuyo se pierde

Ey, ey, ey.....

EL BOSQUE

EN el borde de la locura hay
un bosque de pasiones cortas
que quien toca se quema. No es
vacío de palabras,
rayos que peinan su pelambre
en una cama fría. La tapa
del cerebro salta sin escolta
en hospitales mudos.
Resplandece lo amado contra
el cielo que flagela
un látigo pequeño.
La vida
arde en cuerdas de piano,
se equivoca si calla, se
equivoca si habla y la noche
se le retira de la mano.
Los puestos naturales del alma
crecen sin techo.

    Poema extraído del libro EL EMPERRADO CORAZÓN AMORA de Juan Gelman

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en amazon

LA PLAZA Y LOS NARANJOS ENCENDIDOS

La plaza y los naranjos encendidos
con sus frutas redondas y risueñas. Tumulto de pequeños colegiales
que, al salir en desorden de la escuela,
llenan el aire de la plaza en sombra
con la algazara de sus voces nuevas.
¡Alegría infantil en los rincones
de las ciudades muertas!...
¡Y algo nuestro de ayer, que todavía
vemos vagar por estas calles viejas!

    Poesía de Antonio Machadoque podemos encontrar ahora recogida en el libro ANTOLOGÍA POÉTICA

EL QUEBRACHO

Resistió la intemperie
como nadie
hasta la ira de un dios
devuelta como rayo.
Tejedor de ramas
sin lujos
ni hojas cambiantes
para atormentar
pintores modernistas.

Urunday
madera de hierro
mellando el hierro
que tala tú tronco
Lalan
duro para el riel
del gusano pérfido
de humo.

No ha resistido
tenaz.
Tu bruta solidez
insiste como el hueso
de un cuerpo
más allá de la muerte.

    Poema recogido en el libro ALQUILADO POR VIAJE, escrito por Carlos Martín

ABRAZO

Apriétame entre tus manos,
que sienta fuerte ese abrazo.
Necesito sentirme protegida
en el cálido arrullo de tus labios.
Sintamos que la vida es solo nuestra,
que nosotros somos dos para lograrlo,
que no nos detendrán las circunstancias,
que es cierto, que es verdad que nos amamos.
Necesito tanto de esos besos,
de ese amor que es nuestro y entregado.
Necesito tanto gritar que sí,
que eres tú, tan solo tú y que te Amo.
Abrázame sin decir nada
como todos los días yo te abrazo.
Con el alma entre los dedos,
con el corazón subiendo hacia los labios.
Abrázame, mi amor, pues en tus brazos
duerme mi poema, duermen mis manos.
Esperando la caricia, su regreso.
Esperándote a ti, porque Te Amo.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

LA AMISTAD

Busqué entre la multitud
algo que yo deseaba,
todos la tenían
y de ello presumían
pero yo no la encontraba.

Es la amistad bello tesoro,
más no te afanes en buscarla,
esa amistad tan bonita,
amistad fiel y sincera,
sin buscarla has de encontrarla.

Tal vez en campo abierto
o en profunda soledad,
alguien llamará a tu puerta
y sin saber por qué ni cómo
allí nacerá esa amistad.

Amistad que tanto vales,
siempre desinteresada,
siempre estás a nuestra vera
quizás un poco oculta
como Ángel de la guarda.

    Poema recogido en el libro SOÑANDO DESPIERTA, escrito por Elisa Sacristán Utrilla

◘ Comprar en casa del libro

ENTRESIJO

LA mano sube y baja a la noche
sobre el ritmo del corazón.
Él sueña, qué, no sabe, pero
el sabor en la boca no miente
y el estampido del día
borra rostros. Cansado es
revertir nervios que funcionan
con el despliegue de los astros
y las obras sensibles.
Remolcan a cadena
la resurrección del calor y
los órganos internos del estar amoroso
sustituyen la falta con un puente
que va adónde.
¿Al caballo de Córdoba? La foto
da fe que galopó ternuras
con un niñito al lado.
La foto se quedó
y un espejismo de aguas lentas
deshace el orden cósmico hoy.
Decirlo en voz alta es un lugar
de la conciencia apenas
cubierto por substancias vulgares.

    Poema extraído del libro EL EMPERRADO CORAZÓN AMORA de Juan Gelman

◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en fnac
◘ Comprar en El Cortés Inglés
◘ Comprar en amazon