CASTAÑAS AL FUEGO

El peso de un cristal de hielo
tiene el pájaro
en el castaño.

El mío es un oficio
como cualquier otro
me ocupo de las castañas
de piso granítico y lustroso madera
estrujo las carnosas
las coloco en la lumbre
nunca las dejo quemar.

Veleidosas palidecen
antes de las cinco y media
para que no haya
nada
que borrar.

Soy un inventor
un derrame atroz
de la lengua
y no vuelo

por eso me pierdo

mas no
el pájaro temblando
temblando
en su crepitación.

    Poema extraído del libro HERBARIO escrito por Márgara Russotto, Anabelle Aguilar

◘ Comprar en casa del libro

No hay comentarios :