LAS QUIMERAS

Sangre bullente de las bocas rojas,
sangre que brilla
y en recónditos vasos se retrae
cuando fervientes labios se avecinan ...

Paladar calcinado,
lengua de fuego
que Ueva el peregrino
bajo el sol meridiano del desierto
y cuya sed no aplacan
el límpido raudal de los oasis
y el dulce jugo de los cocoteros ...

Collares desatados,
lacias guirnaldas de los brazos quietos,
ceñidores de amor nunca prendidos
para estrechar los cuellos ofrendados
y los torsos solícitos ...

Cuencas de las pupilas curiosas de figuras,
ebrias de perspectivas deslumbrantes,
conturbadas por blondos espejismos
adonde fácilmente
se borran los mirajes
como en el mar la curva de las olas
y la fugaz estela de las naves ...

    Poesía recogida en el libro titulado LA ISLA DE LOS CÁNTICOS escrito por María Eugenia Vaz Ferreira

◘ Comprar en casa del libro

No hay comentarios :