20

Disparando el pensamiento,
las armas explotan en palabras.
De la debilidad partirá
el juego de la piedra
que golpea el destino
con su gran condena esperada.

La consciencia abraza sus racionamientos
allí donde el liberado cuerpo
encuentra protección
en los sueños futuros.
Despertando en un hablar
la muerte sonriente
mientras calma el sufrimiento de los justos
susurrando como amante satisfecha
descompone nombre de los vivos.

Moriremos olvidados
en cualquier rincón urbano.
El destino condena
toda felicidad venidera.

Moriremos olvidados
en cualquier rincón urbano,
la felicidad no nos sonríe.
Lo queremos todo
y
lo perdemos todo,
en la nada nos ahogamos
cuando las oscuras mares
nos abrazan
en oníricas e intangibles imágenes.
El destino condena
al pasado y al olvido.

    Poesía recogida en el libro titulado EL PÁRPADO EN EL FUEGO ENTRE OTROS ÁCIDOS escrito por José Suñé López
¿Quieres saber algo más sobre el autor? Podrás seguirlo en su blog El párpado en el fuego

No hay comentarios :