EL SAÚCO

No pude hundir
mis pies en el barro
ser vegetal
de frente a mi propia lluvia.

Ni recostar la cabeza
en el regazo de una mujer
mis discrepancias.

No son fáciles
los menguados vasos de potro
tallados por hierros
para herrar todavía.

No voy a mirar atrás
ni decir palabra
canto la muerte sin vacilaciones.

    Poema recogido en el libro ALQUILADO POR VIAJE, escrito por Carlos Martín

No hay comentarios :