EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CORREO ELECTRÓNICO

Estimada Señora:
Como soy un cobarde,
adjunto le remito mi corazón,
que recibirá comprimido por correo electrónico
aparte.

Desde que la conocí he repartido mi vida
en dos carpetas:
antes de usted y sin usted.

El tiempo que hemos pasado.
No es una parte, es el todo, el directorio raíz.
Se ha archivado aquí y allá
infectando toda mi memoria,
como un virus.

No borraré ni un solo fichero
que tenga que ver con usted.

Olvidaré el olor a pólvora de la tristeza
e incluso la alegría eléctrica
de los pocos momentos de mi vida
en que he sido inconscientemente feliz.

Pero nunca, que he podido amarla siempre,
en cualquier momento, en cualquier lugar,
con sólo cerrar los ojos y descansar.
Virtualmente suyo.


     
    Poesía recogida en el libro de Trasvases poéticos. Murcia-Aragón Aragón-Murcia, recopilación de poesía de Varios Autores

No hay comentarios :