ESE LUGAR

La realidad resucitó
cuando el pavo real abrió
su abanico de plumas.

Aunque el mar no se moviera
no sería solución para los suicidas.

Deja que los sueños extiendan y recojan sus brazos,
(una vez, otra vez, y otra... )
cuando empiecen a volar con su aleteo,
nosotros encontraremos ese lugar de plata
donde todo es distinto...

y podremos abrazarnos
y dejar de temblar por cosas
que no tienen la menor importancia.

Desde ahora, tú y yo afilaremos juntos los colores.
y el arco iris será nuestro.

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

No hay comentarios :