TRES

Yo no tengo números de la suerte,
pero si los tuviera,
elegiría el tres.

Somos tres hermanos.
Mi hijo tiene, hoy por hoy, tres meses.
Este es mi tercer
año de trabajo en el hospital.
No vivo en el número tres de ninguna calle,
pero entre L. y yo hemos plantado
adivinen qué número de flores
en nuestro debut como jardineros.
Algo agradable me persigue
a través de esta cifra.

El tres,
en numerología, significa equilibrio.
En el tarot,
imaginación, creatividad.
Según el yogi,
los entusiastas del número tres
persiguen la alegría y la verdad.
El tres, transfigurado en persona,
se confiesa un amante de la Naturaleza
y defiende a los niños.

Pero también a veces peca de emocional
y se olvidan de ser objetivo.
En la cultura medieval cristiana
se le considera perfecto,
pero a mí la perfección no me parece
una baza importante.
Yo no tengo números de la suerte,
aunque me considero
un tipo afortunado.
Escribí más de tres libros.
Participé en la cura de más de tres enfermos.
He vivido más de tres años.
He llorado más de tres veces.

El tres me gusta porque es un muñeco de nieve
partido por la mitad.
Hemos sido
tres hermanos, quiero tener tres hijos.

    Poema de Iván Carabaño Aguado que se recoge en el libro OCÉANO JAZZ
◘ Comprar en casa del libro

No hay comentarios :