EL NO SABER


La tarde de los cigarros
fue una fiesta.
Juntamos para una cajetilla.
La compramos con engaños.
Fumamos uno
(me atraganté con el humo)
y la escondimos
(nadie quería guardar la culpa).
Llovió aquella noche.
Amanecí feliz.
No tendría que volver
a fumar.

    Poema de Mario Rodríguez García que se recoge en el libro PROHIBIDO ARROJAR ESCOMBROS
◘ Comprar en casa del libro

SOL Y SAL

Encendamos ese fósforo
hecho de sol y sal...
Sólo una gran tormenta podrá apagarlo.

Tu vestido será de brisa cálida
y el mío de celofán.
Mil besos nos cobrará el sastre que nos vista.
(Nadie nos verá si no queremos...)

Vamos a ser nosotros, desnudos, frente a todos,
con la cara lavada y las manos unidas.

Vamos a ser lo que siempre quisimos,
Sal y Sol, dos amantes invisibles,
un secreto a voces y dos [rajes:
Uno para la realidad y otro para los sueños...

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

LO LLAMAN CRISIS


Llegaron de repente (sin previo aviso),
un amotinamiento sin permiso,
respiración entrecortada,
corazón taquicárdico,
y manos temblorosas;

lo llaman crisis de ansiedad.

Exfoliaron mi cara y parte de mi alma,
traté de arrancarles autoridad,
y en el intento poblé mis cutículas
con epidermis maquilladas.
Perdiendo en la causa,
me clave las uñas en el vientre,
en el pecho,
en el sexo (ese tan magullado
última men te),
sin éxito,
y dándome por vencida,
las dejé correr,
libre men te.

Sabía qué no las causó;
no fueron las amenazas, los destierros
ni los desiertos de mis secretos,
ya no huelo la mierda que de la nada proviene;
No las trajo la suplicante paranoia que babea
sobre mi hombre,
fue dulce ver su mirada seguirle, mientras
soy yo, la fiel consumidora de su cama.

Tampoco la imposibilidad de llegar
al unísono a su cielo (tras su obstinado intento
de atravesar mi cuerpo),
me niego a vivir esclava de mis días
deficientes,
NO, no fueron muchas de las cosas
que son un ligero abrazo del
dolor, he aprendido a mentir a mi cuerpo.
El regimiento descontrolado
patente de aquella traición,
fue obra
de saberme despierta del coma,
fuera de toda sedación,
obra de verme
anclada a la sombra del querer,
de saberme espectadora en el cuento del
carcinoma de mama,
manejada al antojo
de un carcoma que rehúsa mis tetas
pequeñas y ansía cebarse en las de otra.

La Ansiedad
de saberme viva
DUELE, DUELE, DUELE.

    Poema de Eva Márquez que se recoge en el libro CUANDO LA LLUVIA NO TE ALCANZA
◘ Comprar en casa del libro

IX

Claro pétalo que a la flor te asomas,
costa que hacia la densa selva miras,
filo de acero que sobre el acero pesas,

fiel raíz que al tallo imitas, a la flor,
a los aromas,
sobre ti te vuelves.

Eso, pero también el pétalo terso, gozo de color
y de perfumes,
la costa abierta como ninguna boca,
el acero afilado y tenso,
la raíz sólida llena de poder y de lumbre,
dadivosa:

Así eres tú, amor,
así tú y yo, dos entregas amantes y amorosas.


     
    Poesía recogida en el libro de La salvaja, escrito por Carmen Boullosa
◘ Comparar en amazon
◘ Comparar en amazon España

ESE LUGAR

La realidad resucitó
cuando el pavo real abrió
su abanico de plumas.

Aunque el mar no se moviera
no sería solución para los suicidas.

Deja que los sueños extiendan y recojan sus brazos,
(una vez, otra vez, y otra... )
cuando empiecen a volar con su aleteo,
nosotros encontraremos ese lugar de plata
donde todo es distinto...

y podremos abrazarnos
y dejar de temblar por cosas
que no tienen la menor importancia.

Desde ahora, tú y yo afilaremos juntos los colores.
y el arco iris será nuestro.

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

ACARÍCIAME

Acaricia mi alma
con la suave pluma
de tus besos.
Llena cada espacio de alegría,
siénteme grande y sin complejos
porque vengo a entregarte
lo que soy, lo que poseo,
un alma capaz de amarte
con locura,
con pasión y desenfreno.
Acaricia mi boca
con tus labios,
que me sepa tu amor
a puro fuego.
Yo seré la chispa
que te encienda el cuerpo.
Tú serás la llama
donde prenderemos.
Tú serás mío,
también mi dueño.
Porque vengo a entregarme
siendo volcán sobre tu pecho,
pues me llenas de vida con tus sonrisas
y me gusta sentir como te siento.

    Poema recogido en el libro Sin principio ni fin, escrito por Núria Sánchez Roca

MANANTIAL DE POESÍA

allá va el esplendor
de la corriente
emanación de claridad,
salto de luz puente
de arquetipo realidad,
reflejo del cielo al mar,
instante, soplo de vitalidad,
evasión anhelante
impulso siempre
en perfección fugaz.

    Poema de Miguel Angel Prados que se recoge en el libro LA RAMA FLORECIDA CON EL CANTO
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon España
◘ Comprar en amazon

SECRETOS


No recuerdo sus abrazos,
los que se darían,
ni el color de las tardes
de feria o conflicto.
Sólo los domingos
de churros y campo,
y algún viaje
a Sevilla y ya llegamos.

Total, lo mío
eran las meriendas
de pan con aceite,
leer con sed de niño
los anuncios de las vallas,
y callar los secretos
de piedras y palos
bajo la cama.

    Poema de Mario Rodríguez García que se recoge en el libro PROHIBIDO ARROJAR ESCOMBROS
◘ Comprar en casa del libro