LOS SUEÑOS

Quizá tU viento no acaricie la arena ni la hoja
porque me acaricia a mí...

¡Ay, amor! Los versos arden.

Las nubes están rojas a causa del fuego que nos une,
no necesitan el vuelo de la alondra
para que sus llamas dancen.

Olvida la soledad, para nada nos sirve .
Eso sí, entre tú y yo agilaremos -sueños- el roble
y el pino.
Entre los dos será más fácil.

Besemos el río al rozarnos, el destino es así.
Imprevisible.
Pero el sol saldrá. Bello. Naranja. Cálido.
Quizá el camino que eStamos esperando
esté bajo sus rayos.

Lo sé. Sí. Seguro.

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

No hay comentarios :