LA BELLEZA

Tus poemas no necesitarán de mi sangre
ni una participación de cadena perperua.
Sólo cierra los ojos e imagina...

El color rojo puro puede volverse nieve derretida
los monstruos de la noche amapolas
y la belleza no la hallarás lamiendo mis palabras.
Pero puedes encontrarla si al mirarte yo, un día,
me reflejo en tus ojos y quizá un poco más adentro.

Susúrrame versos al oído, acaríciame un seno
con tu lengua,
así ganarás todos los trozos de mi cuerpo.

Por cierto, mi corazón va de regalo.

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

No hay comentarios :