LA DISTANCIA

Cuando el tiempo iba en silla de ruedas
nosotros lo empujábamos por detrás
y los cadáveres plantaban primaveras
encerrando orgasmos en vainas de guisantes.

Mil tisanas de eucaliptos he dejado
en cada gota de llanto que vertí por ti...
A cambio de eso, tus cuerdas vocales están sanas.

Puedo reconocerte en las palabras,
a mí no puedes engañarme,
aunque los gallos martilleen el insomnio
y los puñales del alba se reflejen en tus ojos.

Los puentes de la medianoche se han caído.
Por lo tanto, la distancia que hay hasta mi boca
es ya infinita e incalculable...

    Poema de Inmaculada Arrabal que se recoge en el libro AMAYAMAR
◘ Comprar en casa del libro
◘ Comprar en amazon

POEMA DE ESPERA

I
En la oscura letanía del absoluto ser,
en el éter firmamento del crepuscular ser,
allí donde las ninfas y sirenas navegan
y chocan sus naves contra rocas y peñas…
allí donde el tridente perdió a su Poseidón,
donde la Atlántida se hundió…
allí te espero yo.
II
Con las alas de los ángeles míseros de Dios,
con las alas de Ícaro derritiéndose al sol…
Con el pecho hecho añicos,
con este amor pedregullo…
te espero yo.
III
Mientras un rayo aturde a los siervos de
Vulcano
y los vinos de Baco se entrechocan en alegres
festines;
mientras Zeus reposa en el olvido de sus
hombres,
yo suplico a los dioses tu vuelta.

    Poema de Sebastian Zampatti que se recoge en el libro PRIMEROS POEMAS
◘ Comprar en Bubok