EL ÁRBOL

Planta un árbol en tu viña,
y dedícate a observar,
cómo crece y desarrolla
en su largo caminar.

Es su vida en su comienzo
frágil, tierna y desvalida,
al igual que cualquier vida
que sembramos al azar.

Recibe alimento diario
y su tallo reverdece,
y a medida que se crece
va engrosando su tamaño.

Salen hojas y más hojas
y su tallo ya no es tallo
es un tronco vigoroso
que sostiene todo el árbol.

¿Quién alimentó su vida?
¿Quién fortaleció su tallo?
¿Quién lo hizo tan frondoso
y altivo en su gran tamaño?

¿Quién da el oxígeno diario
que consume ávidamente
la lluvia que lo enverdece
y que mitiga su sed?

El viento que sopla fuerte
y lo hace estremecer
con placeres infinitos,
que nadie puede creer.

¡Sólo Dios el que lo sabe
el que sabe cómo es
cada cosa en cada sitio,
para qué sirve y por qué!


    Poema extraído del libro CORAZÓN POÉTICO de Mercedes Arrazola
◘ Comprar en amazon
◘ Comprar en amazon España

No hay comentarios :